sábado, 5 de noviembre de 2016

PASITOS DE CRISTAL

Dando pasos de hierro, con fuerza y seguros. Así hay que caminar.
Con la cabeza alta, y creyendo en todo lo que hacemos, y perseguirlo hasta el final.
Nos vamos a encontrar con numerosas personas que quizás por envidia, celos, o simplemente su personalidad, van a querer hundirnos, quitarnos esos pasos de hierro y convertirlos en cristal, frágil y frío.
 Y eso... eso no es bueno, es difícil salir de esos pasitos de cristal inseguros, es difícil cambiar tu propia mentalidad y más si no puedes llegar a ver más que problemas, rechazos, gente diciendo un "no puedes", críticas o simplemente un fondo negro.
 Pero lo dicho, difícil pero no imposible.
 Hay que empezar a valorarnos, y dejar aquellas críticas de lado, olvidarnos de esas personas que lo único que quieren es vernos así, en un espacio en negro lleno de complejos.
No merecen la pena, os lo aseguro, tener al lado a esas personas es como tropezar con la misma piedra una y otra vez.
Así que, queridas personas con pasitos de cristal, tenemos que empezar a cambiar, por nuestro bien. A cada paso que demos, un complejo menos, y un  poquito más de seguridad, otro pasito más, y un poquito más de valor y orgullo (que no es malo), y así hasta llegar al final (que solo es el principio de una nueva forma de vida).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada