viernes, 21 de octubre de 2016

REIRNOS, LOS MEJORES MOMENTOS DE LA VIDA


Pensemos, ¿cuántos momentos de la vida podemos pasar riendo?


A mi me gusta reír, reír hasta que se salten las lágrimas, pero lágrimas de felicidad.

Reír hasta que duela el estómago, esa sensación en la que ya no puedes casi ni  respirar, pero y que sensación tan bonita.

Reír sola, aunque a veces te llamen loca, pero no perdono esos momentos en los que puedo ponerme a reír de las cosas tan tontas que puedo llegar a pensar.
O reír en compañía, eso si que es bueno, terapias de risa con amigos, momentáneas, en cualquier lugar, aunque a veces nos ganemos unas regañinas.


Es una de las pocas cosas que no perjudican a nadie, todo el mundo desprende felicidad

cuando ríe. A todo el mundo le viene bien reír de vez en cuando, eso si, que no sea finjido, reír de mentira no vale, eso es aparentar y eso nunca es bueno.
Así que, después de todo esto, solo tengo que decir una cosa... ¡REÍD!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada